miércoles, 29 de septiembre de 2010

Fin de gira

       Este fin de semana es especial. Llega el fin de la gira del Desván del Duende. EL jueves 30 estaremos en Getafe en el festival En vivo, quizás el más importante a nivel nacional de este año. El viernes 1 de octubre en Alcuescar (Cáceres) y el Sábado 2 de octubre en Ermua, cerquita de Bilbao.

Me hace mucha ilusión cumplir las metas que me he propuesto para los siguientes 20 días a ese concierto de Ermua, pues serán de vacaciones. Tal y como termine la gala del 2 de octubre me iré destino a Sarria, para comenzar un Camino de Santiago que me llevará, si todo sale bien, 7 días. Regresaré y por primera vez visitaré las tierras inglesas de Londres. Prometo hacer muchas fotos y videos y a la vuelta dejarlo caer todo por el blog. Al igual procuraré confeccionar una crónica que sirva de ayuda a los que en un futuro coincidan con el itinerario del Camino de Santiago que yo voy a recorrer: Sarria-Santiago de Compostela.


    Tú y yo, en estos días, puede que nos crucemos en alguna autopista.





domingo, 26 de septiembre de 2010

La suerte cambia

   A mi padre


   Hoy no hay luz en aquella habitación,
entre arrugas y entre modas de idiotas
no descansa el tétrico olor a rancio.
A cierta hora e inesperadamente,
se estremecen las sombras, los destinos
y las paredes frías y malvadas.
Alrededor, el silencio y el insomnio,
cómplices, son conscientes de que en horas,
sin aviso alguno, la suerte cambia.



miércoles, 22 de septiembre de 2010

Goytisolo en el baño

                                      


                   Debo agradecer a José M. Díez el  descubrimiento de este poeta: José Agustín      Goytisolo. Sin duda un referente ya para        mi lectura diaria. Delen al play y disfruten de su  voz y su sabiduría. Se trata de "La mejor  escuela", en mi opinión, uno de sus mejores textos. (Disculpadme si en el reproductor salta un anuncio ajeno a mis intenciones).


     
  José y yo desde hace tiempo pusimos nombre a un lugar único en los hogares en los que mientras haces tus necesidades puedes encontrar pequeñas obras maestras, esto es, la cacoteca. Sí, ya lo sé, es un nombre vulgar, lleno de connotaciones negativas; pero se hace mágico cuando lo experimentas. Desde aquí, invito a todos los lectores habituales a colocar varios libros de interés en dicho lugar y disfrutar de sus contenidos tantas veces como cada uno necesite... Hay quien tendrá más imaginación y podrá colocar una mini estantería con gracia o algo parecido y además resultará decorativo... La lectura no debe juzgarse por el lugar en el que se practique.

                    Recuerdo hace unos años, cuando en un recital, me acerqué a un poeta pacense que acababa de desprenderse del micrófono tras leer algunos poemas de su nuevo libro y le dije sin conocerle: "tengo tu libro en mi cacoteca, cada vez que voy al baño lo releo". Su cara fue, nunca mejor dicho, un poema... Tuve que explicarle mis razones, pues estuve apunto de recibir, creo, cualquier tipo de ataque encolerizado. Le dije "sepa usted que sólo mis mejores libros están ahí", pero él se giró y atendió a los demás asistentes del recital, a los que supongo, entendía mejor que a mí...

                Libros actuales en mi cacoteca: Antología personal (Goytisolo), Poesía en la Tierra (Gabriel y Galán y Luis Chamizo) y La vida de Nicholas Roerich (Jordi Pomes)



jueves, 16 de septiembre de 2010

Las Madres del Desván

video

Mírame, Madre, y por tu amor no llores:
si esclavo de mi edad y mis doctrinas,
tu mártir corazón llené de espinas,
piensa que nacen entre espinas flores.

Presidio, 28 Agosto de 1870. Cfr. AAVV: Atlas histórico biográfico José Martí, La Habana, 1983, pág. 31.


Aquí os dejo un enlace a un precioso post de José Manuel Díez sobre su madre.

lunes, 6 de septiembre de 2010

Hermanos

      
         Sé que desde que Mamá no está todo es diferente. Sé, hermano, que la vida se nos ha presentado  inesperadamente  cuesta arriba, que las cosas no son como eran antes, y que todo ya no es un vivir sonriendo. Sé, también, que nos falta gran parte de la piel, que nos han arrancado un pedazo de nuestra existencia, que nos robaron pulmón y medio, que nos amputaron las dos piernas y que nos atravesaron con lanzas súbitas y envenenadas nuestro corazón. Lo sé hermano porque lo siento, lo vivo cada día, al igual que tú. Cada mañana, al despertar, tengo ganas de gritar y arrancarme la garganta en el empeño de que ella nos escuche al decirle cuánto la queremos y extrañamos, que vive con nosotros en cada segundo de nuestras vidas...

            Pero ante todo, hoy quiero darte las gracias, hermano, por haber hecho de mí parte de lo que soy; por entregarme tu vida para que yo aprendiera; por haberte sacrificado tantas veces; por desprenderte de lo tuyo para hacerme a mí más dichoso; por socorrerme aun mientras dormías; por abrazarme hasta la extenuación cuando tenía miedo; por haber llorado conmigo y por mí; por mantener siempre tu espada presta en mi custodia; por correr entre las llamas para salvarme; por mirarme a los ojos y dejarme ver en ti a Mamá lanzándonos un beso como si nada hubiera pasado...

         Un día ya te lo escribí en un papel de colores antes de partir, no puedo vivir sin ti.
        
         Te quiero, brother