lunes, 27 de diciembre de 2010

Pesadilla en Navidad


-Joder, Jorge, cómo sube esto, ¿no?- Pensé al darle un trago a mi primera copa.

      Di otro sorbo y continué con la fiesta. Pasaron unos minutos, no había llegado aún ni media noche, y tan sólo llevaba fuera de casa una hora, pero yo ya estaba pensando en volver y acostarme. Empecé a dudar de mi capacidad para echar unos tragos. Hombre, no suelo beber mucho, pero hasta el punto de que un único gintonic me tumbara, no me hacía mucha gracia.

      Dije a mis amigos lo mal que me había sentado aquel preparado y salí del pub. Paso a paso me di cuenta de que iba tambaleándome, cual borracho a las 7 de la mañana. Me agarraba con las dos manos en las paredes. Resoplaba. Me escondía de la gente para que no pudieran verme en ese estado. Estaba a punto de caerme al suelo. ¡Menuda pinta llevaba en Navidad!.
Alcancé la calle de la Iglesia de Fátima, que es oscura, por suerte, y agarré un árbol con todas mis fuerzas. Allí vomité por primera vez aquella noche.

       -Jorge, esto se complica, no vuelvo a beber ginebra en mi vida, ¡lo juro!- Seguía diciéndome a mí mismo

      Tras una vuelta a casa insoportable y sinuosa, llegué al portal. Allí de nuevo abrí mi boca y mi cuerpo devolvió. Jamás una única copa me había hecho tanto daño.
-¡Qué vergüenza! Voy bien mamado. Espero que mi padre, que estará durmiendo, no advierta este cuadro- Pensé

      Por fin, entré en casa. A oscuras, mi cabeza daba vueltas. Conseguí echarme sobre mi cama. Un helicóptero gobernaba aquel techo de colores. Tenía sensaciones alucinógenas. ¡Guauuuu!
Vomité parte de la cama y el suelo. Un rato después, volví a vomitar.

- ¡Dios, ni una shandy la próxima vez! -Me dije

      Fregona en mano y con los ojos cerrados conseguí recoger aquel pastel estrellado en las baldosas de la habitación. Sudores fríos me atacaban. Quería morirme. Desperté aún con la frente empapada.

      Sonó el teléfono. Era mi hermana, me hizo saber que todos los que habían devorado aquellas malditas ostras en la comida de Navidad  llevaban dos días enfermos por intoxicación. Después me preguntó:

-¿Tú comiste alguna, Jorge?



miércoles, 22 de diciembre de 2010

Viviendo un bolo con El Desván del duende



       Aquí llega mi regalo de navidad. El Desván y yo, yo y El Desván ¿Qué otra cosa pensabas que sería? Desde hace ya bastantes años dedico mi vida con ilusión a este proyecto musical. Me lleno de orgullo cuando echo la vista atrás y veo todo aquello por lo que ya hemos pasado, no cambiaría por nada ninguna de esas experiencias.

       Ahora tendremos unos días de descanso, lo justo y necesario como para estar con la familia, a la que extraño mucho cuando llega el verano, grabamos o nos encontramos de promoción.
        
      Con nosotros, la Navidad: alegría para unos y mezcla de añoranza y resignación para otros. ¡Vaya tela!
¡Que se levanten los muertos y se sienten en las engalanadas mesas con su gente de siempre!


P.d.:El vídeo corresponde al concierto del Desván del duende en Zafra en el mes de Septiembre de 2010





lunes, 13 de diciembre de 2010

Sueño que dormido se escribe, no se olvida

                

               No quería salir de casa, simplemente, no me apetecía; sin embargo, algo dentro de mí me empujaba a la oscuridad de la calle. No perdí tiempo en vestirme y salí con los pantalones verdes del Womad que compré en Cáceres hace al menos un lustro, crucé una avenida y llegué directamente a un descampado en el que ya se apreciaba el trajín de la gente en un día tan señalado como ese. Allí mismo, un amigo con el que no me hablo desde hace años y del que he escuchado que hasta estuvo perseguido y amenazado por matones, se encargaba de una barra sirviendo, mediante jarras, cerveza o calimocho a quien con un vaso se arrimaba.
               La gente iba de un lado para otro, mientras yo seguía con mis pintas hacia el centro del bullicio. Subí unas escaleras de piedras, similares a las del foro de los balbos, hasta llegar a una terraza desde la que se gobernaba el horizonte: en la playa cada persona portaba una tea brillante y a lo lejos, sobre el agua y rodeados de oscuridad, tres fuegos decoraban un pequeño escenario.
Bromeamos con la Caballé, si se cayó del teatro de Mérida, aquí se hundirá en el fondo del mar... Llegaron mis amigos Luis y David de la Osa, alegrándose de verme, últimamente no coincidimos mucho y no se esperaban que yo hoy saliera de casa.
              
              Pasa un rato sin pena, gloria  ni espectáculo. Cuando lo creemos oportuno nos vamos, bajando las escaleras de piedra. Yo quiero volver a casa pero aún no lo he dicho porque sé, seguro, que se enfadarán conmigo. De nuevo en el descampado de abajo la gente rellena sus vasos, pierdo a Luis mientras David saca una baraja muy desgastada, tiene que acudir, supongo, a algún campeonato y lleva unos naipes de pena, ¡ por dios ! Me acuerdo entonces y saco de mi bolsillo unas cartas, sin estrenar, relucientes, que le entrego sin esperar ni un gracias a cambio, con toda la ilusión de poder servirle de algo.
              Le digo, por fin. que me voy ya a dormir, y él, sintiendo en su mano el plastiquito que envuelve su baraja nueva, no se atreve a responderme como siempre aquello de quédate un rato más, Topo; así es que me deja marchar sin decir absolutamente nada, entre la muchedumbre, como si no fuéramos a volver a vernos nunca jamás.


miércoles, 8 de diciembre de 2010

Carrillada a lo Manolo

          Aquí ando esperando a que llegue el momento de sacar la comida de la olla. Plato nuevo, inexplorado antes en mi cocina, con olor a seco de jerez y sofrito mediterráneo.
          Hoy me la juego (porque soy muy arriesgado) con una carrillada de cerdo en salsa, receta de mi padre que meticulosamente me explicó hace un par de días. Es importante recordar que si resulta agradable y sorprende el guiso, se puede repetir la obra pero esta vez con una carrillada ibérica, de cochinillo o, lo que sería de concurso, con osobuco...

           Gracias Papá, las lentejas, a las que aludí ya antes en Blogrópila y que aprendí de ti, fueron el comienzo de un largo (espero) repertorio de sabias y exquisitas recetas que me hacen sentirme también más cerca de ti...



Carrillada de cerdo en salsa

Haz un sofrito con aceite, pimiento, ajo y cebolla en una olla.
Por otro lado salpimenta la carrilada y enharínala, pásala a una sartén y dale un golpe de fritura por ambos lados. Lleva la carne a la olla con el sofrito (este sofrito ya llevará un rato) y tras unos minutos añade medio vaso de vino de jerez (o blanco de mesa), una pastilla de caldo de carne y agua hasta cubrir. También se puede añadir apio y zanahoria.
Déjalo 90 minutos.
Aparta la carne y bate la salsa -o pásala por un pasapuré-. Esta salsa ya batida puedes presentarla aparte o sobre la misma carne.
Acompaña con papas fritas, boniato o, como yo, con arroz.

Comentaré el veredecito.
¡Que aproveche!


lunes, 22 de noviembre de 2010

La muerte es hereditaria

             
           Hay, en multitud de ocasiones, gente que hace grandes cosas y pasa desapercibida. No es el caso concreto de este escritor español, pero, desde luego, la historia no ha hecho del todo justicia con él.
Ramón Gómez de la Serna fue un loco de las letras y del arte (amigo, casualmente, del pintor J. Solana) e inventó unas sentencias con chispa y perspicacia que recibieron el nombre de Greguerías. Él mismo las esquematiza como  Humorismo  +  Metáfora =  Greguería

           No sé, siempre he tenido afinidad y curiosidad por este hombre, por su ingeniosa creación y su mente  rebuscada e inteligente. Os dejo algunas de sus famosas greguerías para que juzguéis vosotros mismos.


          * Entre los carriles de la vía del tren crecen las flores suicidas

          * La muerte es hereditaria

          * Como daba besos lentos duraban más sus amores

         * Al calvo le sirve el peine para hacerse cosquillas paralelas

         * Un papel en el viento es como un pájaro herido de muerte

         * En el río pasan ahogados todos los espejos del pasado

         * Meteorología : Mentirología

         * El lector, como la mujer, ama a quien más le ha engañado

         * El pez está siempre de perfil

         *¿Qué está haciendo en realidad la luna? La luna está tomando el Sol

         * No hay nada más conmovedor que la risa de una mujer bella que ha llorado mucho

        * Cuando anuncian por el altavoz que se ha perdido un niño, siempre pienso que ese niño soy yo

        * Los ríos no saben su nombre

        * Son más largas las calles de noche que de día 


      Hay cientos y cientos de greguerías. Aquel curioso que desee saber más sobre de la Serna y su trabajo, ya sabe que sólo ha de buscar entre la inmensidad de internet... internet... ¿Internet? ¿Cómo creéis que definiría de la Serna a Internet? Quizás como un mar políglota de información... 


viernes, 12 de noviembre de 2010

Sigamos en las nubes

          Creo que no le conocí. Quizás, sin ser consciente, él estaba justo ahí, en un concierto o en un cruce de miradas en cualquier paso de cebra.
          Puede ser que la vida no nos permitiera encontrarnos por otras razones, seguramente por un continuo desvío entre calles cercanas.
            
           El caso es que no te conocí; sin embargo, de algún modo, un hilo de humo, una neblina matutina y un ligero correr del aire golpeó en algún momento, y a la vez, nuestras almas; y así, aquel fuego común nos unió en un lugar que aún muchos no conocen, un lugar que tú cruzaste y del cual yo quisiera saber menos...
        
             Ni siquiera los que te conocen y echan en falta entenderían que escribo esto por ti. 
             Ni siquiera ellos me conocen. Ya sabes que ni siquiera yo te conocí.
            Que mi música, y la de aquellos que me acompañan, significara para ti un baño de tranquilidad en tu lucha final ha azotado fuertemente mi corazón. Has dejado una huella dulce y fresca que espero poder transformar en una valiente inspiración, 
            Sin advertir tu rostro me has dado más de lo que había podido imaginar. Todo esto, por lo que tanto luché, ya tiene, contigo, sentido.

Sigamos en las nubes, amigo.




Cuadro de Nicholas Roerich
Música de Ennio Morricone

martes, 2 de noviembre de 2010

Asesinato en Chicago



         Debo agradecer a todos los que en este vídeo aparecen las ganas e ilusión con la que participaron en el juego. ¿De qué sirve la vida si no tiene momentos pintorescos? ¿Acaso no adoptamos continuamente en nuestro día a día roles extraños?
        Nos defendemos cada segundo de los ataques de los demás, tenemos miedo de lo que puedan creer o pensar de nuestros actos, criticamos aquéllo que nosotros no nos atreveríamos a hacer y nos aliamos con quien sea necesario con tal de alcanzar nuestros objetivos. NO, yo NO quiero ser así, NO me metan en el mismo saco, me NIEGO a ello y cada día procuro ser fiel con todo esto que digo.

       La sociedad me aburre cuando sale de paseo con sus mejores galas, alardeando de cuánto se ha autodestruído.
       Aquí os dejo un vídeo de una partida de "cómo organizar un asesinato", un divertido juego que entre amigos disfrutamos hace unos días y con el que los protagonistas sacaron a relucir sus grandes dotes interpretativas.

Pd.: Por último debo agradecer a una persona más, en este caso a mi amigo Javi Navarro, quien hace ya mucho tiempo me enseñó este juego y me dejó formar parte del reparto.  

miércoles, 27 de octubre de 2010

Londres



         Aquí dejo, esta vez sí, con excelente calidad, el último vídeo editado con las imágenes tomadas en el viaje a Londres de la pasada semana. Tras el Camino de Santiago juntamos fuerzas para no desaprovechar ni un sólo segundo de los momentos que íbamos a vivir en tierras inglesas.
        El resultado de estas vacaciones se ha traducido en una sorprendente aventura que en ningún caso habíamos imaginado. Será la vida, será el amor, será la experiencia...No sé, pero no nos engañemos, la vida no está como para desaprovechar ilusiones y proyectos.

         Nada destruye más al hombre que vivir del pasado renunciando a seguir caminos nuevos, dice J. A. Goytisolo.


P.d.: Según Youtube los vídeos no me pertenecen, ya que utilizo música con copyright...
En este caso la canción es de Florence and the machine y lleva por título You´ve got the love

jueves, 21 de octubre de 2010

Camino de Santiago __ Sarria - Santiago de Compostela



    Después de muchas horas de edición aquí dejo un video que resume con bastante fidelidad muchos de los momentos que hicieron de mi camino de santiago una experiencia inolvidable.

    Os dejo mis recomendaciones para futuros peregrinos que decidan recorrer el camino desde SARRIA hasta SANTIAGO DE COMPOSTELA.
Sarria-Santiago de Compostela. Etapas:
1. Sarria-Portomarín. 23 km
2. Portomarín-Palas de Rei. 24 km
3. Palas de Rei-Melide. 14 km
4. Melide-Arzúa. 15km
5. Arzúa- O Pedrouzo. 25km
6. O Pedrouzo- Santiago de Compostela. 22 km

Material (mi experiencia ha sido en Octubre):

Linterna
Saco de Dormir que ocupe y pese poco (en ningún albergue hace frío)
Crema para los pies
Si dudas si vas o no a necesitar algo de Farmacia, no lo lleves, en los pueblos podrás comprarlo
Impermeable (allí, en Sarria, los venden por 4€)
Poca ropa. En los albergues hay lavadoras y secadoras. Júntate con otros peregrinos para repartir gastos.
3 ó 4 camisetas
1 sudadera
5 pares calcetines
2 pantalones (una para caminar y otro para cuando llegues al final de cada etapa)También calzonas si quieres
Chanclas
Botas YA estrenadas con anterioridad
Opcional es la idea de llevar otro calzado, yo usé otras zapatillas para cuando llegaba a los albergues
Ropa interior (yo no llevé más de 4 mudas)
Bolsas para la ropa sucia (había gente con bolsas de congelar para este fin)
Bolsas para los pies por si llueve (usarlas entre el calcetín y la bota, es utilísimo)
Tapones para poder dormir
Toallas de secado rápido y pequeño tamaño (En tiendas de deportes no más de 12€)
Gel y champú pequeñito (había gente con jabón de pastilla)

Que todo pese poquito. Una mochila de algo menos de 30 litros debería bastar.

En cada etapa lleva Agua, algo para picar (barritas energéticas o galletas, fruta) y dinero suelto para comer algo en los pueblos que atraviesas.

Debes probar el pulpo en Melide, la Tarta de Santiago en cualquier pueblo, la empanada y el caldo gallego. También en Santiago hay tascas famosas para probar por ejemplo los mejillones con una cervecita.

    La historia dice que los peregrinos guardaban agua en las calabazas por eso casi todo el mundo compra una calabaza simulando dicha acción y la cuelga de la mochila (valen 2€ en Sarria). La historia también cuenta que la famosa concha del peregrino ha de ser recogida una vez se alcanza Santiago de Compostela, pero la gente parte de inicio ya con ella. Es vuestra decisión. Buscad la historia y meditad sobre ella.

    La credencial nos costó 2€ en la propia iglesia de Sarria.
    Los albergues valen 5€ los municipales (o de Xunta) y unos 10€ los privados. Los hay de todos los tipos, algunos están mejor que otros. En todos te dan una sabanita y cubrealmohada de textura similar al papel.
El menú en casi todos los restaurantes cuesta 9\ 10 €

    Comiendo en restaurante y cenando fruta o bocadillo, el día sale a una media de 25€.

    Este es el enlace directo a la página del xacobeo que os será de gran ayuda http://camino.xacobeo.es/es  Aquí hay un asistente para crear tu camino ideal, utilízalo.

    Espero que te sirva de ayuda, porque el camino, al fin y al cabo, no es algo que puedas leer en blogrópila. El camino es un encuentro personal y cada individuo tiene una razón y unas cualidades diferentes. Sé tú mismo. Disfrútalo y no pierdas hilo de lo que te acontece. No olvides desearle "buen camino" a los peregrinos que se crucen contigo...

P.d.: Siento la publicidad posible que pueda aparecer en la reproducción del vídeo. De forma sencilla, puede eliminarse cerrando la ventanita emergente.




miércoles, 29 de septiembre de 2010

Fin de gira

       Este fin de semana es especial. Llega el fin de la gira del Desván del Duende. EL jueves 30 estaremos en Getafe en el festival En vivo, quizás el más importante a nivel nacional de este año. El viernes 1 de octubre en Alcuescar (Cáceres) y el Sábado 2 de octubre en Ermua, cerquita de Bilbao.

Me hace mucha ilusión cumplir las metas que me he propuesto para los siguientes 20 días a ese concierto de Ermua, pues serán de vacaciones. Tal y como termine la gala del 2 de octubre me iré destino a Sarria, para comenzar un Camino de Santiago que me llevará, si todo sale bien, 7 días. Regresaré y por primera vez visitaré las tierras inglesas de Londres. Prometo hacer muchas fotos y videos y a la vuelta dejarlo caer todo por el blog. Al igual procuraré confeccionar una crónica que sirva de ayuda a los que en un futuro coincidan con el itinerario del Camino de Santiago que yo voy a recorrer: Sarria-Santiago de Compostela.


    Tú y yo, en estos días, puede que nos crucemos en alguna autopista.





domingo, 26 de septiembre de 2010

La suerte cambia

   A mi padre


   Hoy no hay luz en aquella habitación,
entre arrugas y entre modas de idiotas
no descansa el tétrico olor a rancio.
A cierta hora e inesperadamente,
se estremecen las sombras, los destinos
y las paredes frías y malvadas.
Alrededor, el silencio y el insomnio,
cómplices, son conscientes de que en horas,
sin aviso alguno, la suerte cambia.



miércoles, 22 de septiembre de 2010

Goytisolo en el baño

                                      


                   Debo agradecer a José M. Díez el  descubrimiento de este poeta: José Agustín      Goytisolo. Sin duda un referente ya para        mi lectura diaria. Delen al play y disfruten de su  voz y su sabiduría. Se trata de "La mejor  escuela", en mi opinión, uno de sus mejores textos. (Disculpadme si en el reproductor salta un anuncio ajeno a mis intenciones).


     
  José y yo desde hace tiempo pusimos nombre a un lugar único en los hogares en los que mientras haces tus necesidades puedes encontrar pequeñas obras maestras, esto es, la cacoteca. Sí, ya lo sé, es un nombre vulgar, lleno de connotaciones negativas; pero se hace mágico cuando lo experimentas. Desde aquí, invito a todos los lectores habituales a colocar varios libros de interés en dicho lugar y disfrutar de sus contenidos tantas veces como cada uno necesite... Hay quien tendrá más imaginación y podrá colocar una mini estantería con gracia o algo parecido y además resultará decorativo... La lectura no debe juzgarse por el lugar en el que se practique.

                    Recuerdo hace unos años, cuando en un recital, me acerqué a un poeta pacense que acababa de desprenderse del micrófono tras leer algunos poemas de su nuevo libro y le dije sin conocerle: "tengo tu libro en mi cacoteca, cada vez que voy al baño lo releo". Su cara fue, nunca mejor dicho, un poema... Tuve que explicarle mis razones, pues estuve apunto de recibir, creo, cualquier tipo de ataque encolerizado. Le dije "sepa usted que sólo mis mejores libros están ahí", pero él se giró y atendió a los demás asistentes del recital, a los que supongo, entendía mejor que a mí...

                Libros actuales en mi cacoteca: Antología personal (Goytisolo), Poesía en la Tierra (Gabriel y Galán y Luis Chamizo) y La vida de Nicholas Roerich (Jordi Pomes)



jueves, 16 de septiembre de 2010

Las Madres del Desván

video

Mírame, Madre, y por tu amor no llores:
si esclavo de mi edad y mis doctrinas,
tu mártir corazón llené de espinas,
piensa que nacen entre espinas flores.

Presidio, 28 Agosto de 1870. Cfr. AAVV: Atlas histórico biográfico José Martí, La Habana, 1983, pág. 31.


Aquí os dejo un enlace a un precioso post de José Manuel Díez sobre su madre.

lunes, 6 de septiembre de 2010

Hermanos

      
         Sé que desde que Mamá no está todo es diferente. Sé, hermano, que la vida se nos ha presentado  inesperadamente  cuesta arriba, que las cosas no son como eran antes, y que todo ya no es un vivir sonriendo. Sé, también, que nos falta gran parte de la piel, que nos han arrancado un pedazo de nuestra existencia, que nos robaron pulmón y medio, que nos amputaron las dos piernas y que nos atravesaron con lanzas súbitas y envenenadas nuestro corazón. Lo sé hermano porque lo siento, lo vivo cada día, al igual que tú. Cada mañana, al despertar, tengo ganas de gritar y arrancarme la garganta en el empeño de que ella nos escuche al decirle cuánto la queremos y extrañamos, que vive con nosotros en cada segundo de nuestras vidas...

            Pero ante todo, hoy quiero darte las gracias, hermano, por haber hecho de mí parte de lo que soy; por entregarme tu vida para que yo aprendiera; por haberte sacrificado tantas veces; por desprenderte de lo tuyo para hacerme a mí más dichoso; por socorrerme aun mientras dormías; por abrazarme hasta la extenuación cuando tenía miedo; por haber llorado conmigo y por mí; por mantener siempre tu espada presta en mi custodia; por correr entre las llamas para salvarme; por mirarme a los ojos y dejarme ver en ti a Mamá lanzándonos un beso como si nada hubiera pasado...

         Un día ya te lo escribí en un papel de colores antes de partir, no puedo vivir sin ti.
        
         Te quiero, brother


martes, 24 de agosto de 2010

Increíble pero cierto

                    El tiempo pasa. No hay otra. Lo que nos mantiene vivos es pensar en qué será mañana de nosotros. Hay quien se hunde en el camino, quien avanza muy rápido sin mirar atrás y también, quien se deja llevar y de esa forma flota en la vida como pompa en la bañera. Una vez leí que cuanta más inconsciencia, más felicidad, y, ciertamente, así es. Pensar en lo que nos rodea, asumirlo y no hacer nada por evitarlo o cambiarlo, es imposible para una persona cabal.
                   
                 Ahora miro esta foto y apenas puedo creer todo lo que me ha sucedido desde entonces. Presuntos implicados cantaba cómo hemos cambiado, El desván del duende asegura que gran parte de este circo es increíble pero cierto y sólo uno mismo puede reencontrarse entre tanto correr de aguja fina de reloj.

                 Ése soy yo con, no sé, quizás 17 años, en Descargamaría (Cáceres) ¡Qué pintas, por dios! Eugenio diría bandarra, la cola, bandarra, eso te falta para león...


P.d.: Mudanza y desconexión a internet durante algunos días es lo que me ocupará esta semana...

jueves, 19 de agosto de 2010

Galgo corredor

video

                La carretera fue, una vez más, nuestro cobijo. Los días se hacen largos cuando sólo escuchas el rugir del motor de la Mercedes consumiendo el doble de lo que un buen padre de familia calcularía. Cruzamos dos veces España y la atacamos de madrugada, arañando con notas agudas las noches que pasamos.

              Conocí gente con sonrisas puras y compartí escenario con cenizas absurdas. Con ojos de abandono, crucé pueblos de los que sólo había oído hablar en libros con 400 años de historia. También traje vino a casa y ropa sucia.
Mientras la vida pasa, las fotos y vídeos no perdonan, estamos más viejos y tarados. Eso sí, no importa la edad que tenga, hay quien es idiota y no puede evitarlo.

viernes, 13 de agosto de 2010

Pies Vs. Naranjas

    No entiendo lo de las medias naranjas. ¿No podríamos haber encontrado un símil más auténtico, activo y humano que el de este cítrico exquisito que en ningún caso debiera menospreciar?
      Hace ya tiempo, rodeado de mucha gente joven, desarrollé una teoría a la que denominé "tu otro pie". Porque ¿quién va por ahí besando o lamiendo pies a los demás? Nadie. No toleramos los pies de otro en absoluto. Sin embargo, sólo hay un caso en el que todo cambia y se convierte en un festín de extrema belleza y en un baile romántico y sensual. Hablo del Amor. Cuando llega y se queda, no hay obstáculos ni fronteras y los muros que puedan existir se derriban aceleradamente.

          Tu mano agarra su pierna, la deslizas muy lentamente navegando por su piel y aquel gemelo se derrite dando paso a su tobillo, punto de partida y equilibrio de su pie, cuyos dedos juegan a escaparse de tu pasión y en ningún caso logran... Con luz de velas perfumadas, agarras fuertemente de nuevo su pierna y dejando que su rodilla ceda levemente, acercas su empeine hacia tu boca...

          De ese modo encuentras tu otro pie, aquél que nunca tuviste pero al que siempre juraste servidumbre y fidelidad. Un pie que no es como el de los demás y que no da bascas, sino placer, serenidad y se muestra delicado, sobradamente dispuesto ante tus dientes.  

        Amor, ese bendito veneno que convierte la locura en lucidez.

miércoles, 4 de agosto de 2010

Ni a mí puedes matarme

        Qué narices, no pienso plantarme sin más. Si acecha el momento y ella me busca, la escupiré a la cara, sonriendo si puedo, sabiendo que la batalla siempre la gana el Amor y que es, precisamente, eso lo que nos salva. Llámalo Dios o como quieras, pero a mí, dejadme en paz, ya no me engaña nadie. Es el Amor lo que nos hace ser felices y creer en algo, ¿o vendrá alguien a convencerme de lo contrario? Si la guadaña merodea a oscuras, y en ese mismo instante aún soy consciente, desgarrándome la garganta recitaré estas palabras de John Donne -con casi 100 lustros de antigüedad- y que para mí representan la fuerza del coraje en carne viva, la valentía de un minúsculo grano de polen en el aire,  la rebeldía de las células sanas ante las cancerosas...

               No te enorgullezcas, muerte, aunque te llamen poderosa y horrenda, porque no lo eres. Aquéllos a los que creíste abatir, triste muerte, no murieron, ni a mí puedes matarme. Si del reposo y el sueño, meras imágenes tuyas, tanto placer proviene, de ti, entonces, mucho más debe venir. Los mejores de nosotros se van enseguida contigo (...) Esclava del Hado, la Fortuna, los reyes, los desesperados, si con veneno, guerra, enfermedad, amapola, encantamiento se nos hace dormir tan bien, mejor que con tu golpe, ¿de qué te jactas? Tras un breve sueño, eternamente vamos a despertar, y ya no habrá más muerte. Tú, muerte, morirás.

John Donne. Poesía Sacra.
Traducción de Sergio Cueto
(Beatriz Viterbo Editora. Rosario1996)


lunes, 2 de agosto de 2010

Mañana, lentejas

             Mañana, lentejas. Ya están en remojo. Haré la receta de mi padre, con morcilla, chorizo, zanahoria, patata y panceta. Compraré pan, porque cuando las comes casi que lo piden a gritos, y si sobra mucho y están sabrosas, las congelaré.


           El problema viene al pensar en la bebida, ¿con qué debo acompañarlas? Creo que no podré dormir mientras no tenga esto resuelto...

martes, 27 de julio de 2010

Aquí estoy yo

                 Siempre fuiste una cabra loca, de esas que se pierden por las sendas más abruptas, bailando libre por las escarpadas montañas; un salmón a contracorriente que se contorsiona con formas imposibles en el aire al saltar del agua; un caballo fuerte atravesando violentamente un riachuelo para continuar su galope con decisión; un yorkshire juguetón e inquieto que no usa su periódico del suelo y que te mira con ojitos de no haberlo hecho nunca antes. Siempre luchaste por tu vida, por hacer lo que creías correcto, por no reprimirte en minorías y por gritarle al mundo "aquí estoy yo".

             Hermana, ya no somos críos, y nuestras vidas van llegando poco a poco a la mitad del camino. No ha sido fácil, y tampoco lo será alcanzar su final, pero allí, cuando sea el momento, estaremos una vez más, agarrados de la mano en círculo, con los ojos cerrados creando esa energía que sólo nosotros provocamos y que hace arder la habitación, la ciudad o el planeta que nos arropa. Hasta entonces seguiremos juntos, asustando al huracán y dispuestos a regenerarnos y reinventarnos, seguiremos enamorados del amor, como lo estuvo Mamá, y que precisamente, fue lo que nos dejó: esa pasión por la vida, el corazón, las flores, la verdad, el aire limpio...

         Por todo ello, comienzas una nueva etapa y todos estamos contigo, a tu lado, para que no nos eches de menos, y te sientas protegida, pues así nos educaron y así es como somos felices. Hace ya mucho tiempo que nos convertimos en una familia de románticos inconformistas. Una panda de locos biencriados.

      

jueves, 22 de julio de 2010

¡Que te den!


         ¿Por qué tú que compartiste tanto conmigo ahora te haces pasar por un extraño? ¿Acaso cuando eras un niño no tenías capacidad para almacenar recuerdos? ¿Acaso no eres el mismo? No lo entiendo. Es cierto que hace mucho tiempo que no nos vemos, pero ¿qué más da? ¿Cuántos recreos jugamos? ¿Cuántas horas viéndonos las caras? ¿Cuántos viajes juntos?

         No es justo que hagas eso, es como quemar tus propias fotos. Cuando nos cruzamos por la calle, no me basta un frío adiós, ¿entendés? ¿Tan simple eres? ¿Tan mal estás? ¿Tan poco te queda dentro? ¿En qué te has convertido? ¿Qué te han hecho? Cuéntame.

    Te deseo lo mejor, pero te has convertido en lo que prometimos no ser nunca.

martes, 20 de julio de 2010

Somos idiotas, ¿verdad?


         Es lo primero que le diría a Dios si coincidiera con Él en algún momento.
         -¿Verdad, Dios? ¿Verdad que somos unos ignorantes  que aburren a cualquiera? Joder, mira que dejé   de creer en Ti hace tiempo, pero ahora que veo que existes... No me voy de aquí sin preguntártelo.   No  quiero saber qué hay más allá de la vida, no deseo saber nada que los demás no sepan; no es mi intención averiguar en qué consiste el cielo o el infierno, o si el purgatorio es un cuento chino. ¡No! Sólo quiero que me respondas a eso… ¿a que somos idiotas?

         Pero ya me lo imagino. Sonriendo, Dios se daría media vuelta y seguiría con sus cosas...

                                                                                        Si es que no tiene solución, lo somos.

domingo, 18 de julio de 2010

Mi madre era un ángel

            La cabeza podría explotarme cada vez que pienso en esto. Desde aquel largo y fantasmal día en el que mi madre nos dejó no he vuelto a ser el mismo. Aún ni siquiera me atrevo a releer sus cartas, sus notas en cada papel de cada rincón de la casa; tampoco me siento aún con fuerzas de ver las fotos o enredar en los cajones.

            Aquí en la foto aparece ella con mi sobrino, David, el peque de mi hermana mayor. Dicen que se parece a mí cuando tenía su edad... David apenas pudo conocerla como a todos nos hubiera gustado. Yo la tuve 26 años, y no los aproveché como debería haber hecho, ahora lo sé y también reconozco que esa ha sido la lección más importante y dura que la vida me ha impartido a día de hoy.

Mi madre era un ángel.

Todos lo sabemos aunque no lo decimos mucho, por si acaso.

Ahora pienso en mi padre. Solo después de tantos años. Yo me pregunto... ¿Sería yo capaz de vivir en su pellejo? Pufff... El corazón se me arruga y se esconde cuando esto pasa por mi mente. Quizás yo me hubiera pegado un tiro, sí, seguramente me hubiera pegado un tiro. Mi padre no lo hace porque es un valiente.

sábado, 17 de julio de 2010

SUCUMBÍ... YA TENGO BLOG

Aquí y ahora nace BLOGRÓPILA, un parto inesperado y lleno de sorpresas. Comienzo a regurgitar.
Sea por culpa de unos o de otros; por los focos de colores y las carreteras cabalgadas en furgonetas; sea por culpa de mis locuras o por mis incomprensiones, por mis sueños rocambolescos, porque ya perdí mi fe en Dios o porque recuperé la fe en el Amor (¿acaso no es lo mismo?); sea por lo que sea, hoy, Sábado 17 de Julio de 2010, día en el que Carolina, mi -ya no tan- pequeña sobrina, vuela destino Inglaterra, ve la luz mi blog.

¿Y ahora qué?